13 noviembre 2007




1 comentario:

ema dijo...

Te leí en el blog de Humberto. Compartimos la pérdida de un padre, el tuyo hace dos años, el mío hace cuatro meses. Hay días en que no lo creo. Hay días en que le contaría tantas cosas, hay días en que sólo lo escucharía, hay días en que sólo lo abrazaría, hay días en que sólo le preguntaría.
Todavía no hay días en que no lo llore.
Un abrazo,
e.