07 agosto 2008

ARROYO LAS PIEDRAS

Estas fotografías fueron tomadas en la fecha indicada debajo de cada una, desde la ventanilla del 98 "116", entre las 7:30 y las 7:45 AM.
A modo de epígrafe para esta serie, les dejo un poema de mi cyberamigo Jorje Dipré, y es el poema con que abre MERODEA, libro que generosamente recibí de sus manos, y que leí casi casi de un tirón en el viaje de vuelta en el 100.
Panorámica.
Manchas
puntos sonoros
que oscilan
temprano en la
mañana amarilla.
Una cortina de plomo
amortaja la ciduad que despierta.
El tableteo de los helicópteros que huyen
hacia la noche
que también huye.
Como siempre los invito, pasen, miren y comenten.
a!

12 comentarios:

JA! dijo...

Bellísimas las fotos, en especial la del 21 de julio. Tendrías que hacer algo para que los visitantes voten la que más le gusta.
Besos

Zarce dijo...

Muy lindas fotos che

¿que es ese canal?

anais dijo...

Ese canal alguna vez fue un arroyo. Hoy es un cause contaminado que sirvió de deagüe a las fábricas (papeleras y curtiembres) que antes había en la zona.

Zarce dijo...

que feo :(

anais dijo...

Sí, cuando la luz revela el entorno, el contexto, es algo verdaderamente feo. Pero, a esa hora, desde la ventanilla del colectivo, tiene mucha magia.

Conclusión: Nunca creas lo que veas en una foto...

a!

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Hermosos Anais... Como siempre!


ChaPa ((( 22 )))

alexandra dijo...

¡Hola amiga! por acá de vuelta. Muy atrapantes las fotos y hermoso el poema.
Un abrazo.
Alex

Claudio García de Rivas dijo...

Como está señora?
Un beso

alexandra dijo...

Hola Pat, paso a desearte un muy buen fin de semana. A ver cuando nos ponés otras fotos. Un abrazo.

alexandra dijo...

Hola Pat, ahora sé que vas a actualizar el blog una vez por mes, por lo que deduzco que andás muy ocupada, pero igual voy a pasar a dejarte un saludito porque veo que lees los comentarios.
Un abrazo grande.

ChaPa ((( 22 ))) dijo...

Quiero ver fotos!!!


ChaPa ((( 22 )))

alexandra dijo...

¡Hola! Me parece que mi comentario sobre los puestos de la Costanera no fue muy claro. El choripán me encanta, es más, está entre mis comidas favoritas, lo que quise decir es que me parecía raro que quisieran cerrarlos por decir que el carbón era tóxico, cuando podrían haber dicho algo acerca del contenido.He comido choripan en los más variados lugares y en algunos sí me he sentido valiente porque eran bastante precarios y roñosos. Aún así estoy viva y me siguen gustando a rabiar. Un gran abrazo y
tal vez en la próxima murga nos encontremos a disfrutar de un choripán.
Besitos, serpentinas y demás.